Urbano pintor

La primera labor

La primera labor

Como pintor Urbano González Varela realizó una gran cantidad de obras, en las que resalta el gran dominio de la tonalidad y el dibujo, unidos a la gran sensibilidad del artista. Fue un gran dominador del retrato de lo cual dejó excelentes ejemplos.

De sus cuadros podemos destacar “La Primera Labor” (posiblemente uno de sus mejores cuadros),”La Catedral de Santiago de Compostela, vista desde la Herradura” (ambos en Vigo en casa de uno de los nietos de Urbano), ”Homero”, “Hermosiña”, “El Juicio de Paris” (parodia de Rubens), “El Ciego de la Zanfona” (de estos dos últimamente citados, posiblemente fuera de España, se muestran dos fotografías realizadas en la época que, lamentablemente, no nos dan razón del bello colorido que les daba vida), “Rebeca y Eliezer” (que obtuvo la primera Gran Medalla ofrecida por el Ayuntamiento de A Coruña en la exposición de 1890), “Retrato de una vieja”, (en Madrid en casa de uno de sus nietos; está dedicado a su gran amigo Ovidio Murguía). Con anterioridad Murguía había dedicado una obra suya a Urbano. Como retratista, algunos de sus cuadros más significativos pueden ser: “Retrato de Don Nicolás Villageliu” (encargado a Urbano por el Centro Gallego de La Habana, para honrar a su primer Presidente),”Retrato de su suegro General Don Julián García Reboredo” (en Vigo, en casa de familiares), “Retrato de Don Secundino González Valdés” (en el Museo de Bellas Artes de A Coruña), “Retrato de Don Daniel Carballo” (en el Ayuntamiento de A Coruña, ciudad de la que el retratado fue alcalde), “Retrato de don Román Pereiro” y “Retrato de don Alfredo Brañas Menéndez”.

La Catedral de Santiago vista desde La Herradura

La Catedral de Santiago vista desde La Herradura

La obra pictórica de Urbano González, fue elogiada en toda su extensión por escritores de arte tan insignes como Alejandro Ferrant y por otros testimonios de la época, algunos de ellos de fuera de España.

Un ejemplo palpable de sus grandes dotes de pintor aun se pueden disfrutar, viendo las pinturas del techo del Paraninfo de la Universidad de Santiago de Compostela, obra que le fue encargada por el Ministerio de Instrucción Pública, en concurso convocado al efecto, cuyas bases exigían tres grandes lienzos que representaran  asuntos alegóricos de la Sabiduría, de la Historia, de las Ciencias y de las Artes. Este concurso lo ganó por votación unánime del jurado, de cuya adjudicación existen actualmente certificados expedidos en su tiempo que acreditan el encargo.

Techo Paraninfo USC

Techo Paraninfo USC

Aparte de esto, muchas publicaciones se hicieron eco, por ejemplo, la que dedicaba la Revista Semanal Ilustrada “Galicia” de La Habana, que en un artículo de 29 de mayo de 1904 refiriéndose a Urbano, escribía: “Fue uno de los directores artísticos de las obras de reconstrucción de la universidad compostelana, obteniendo por concurso las pinturas de su paraninfo, en cuyos trabajos se encuentra actualmente”.

En la realización final de esta obra fue ayudado por el pintor valenciano, afincado en Santiago de Compostela y amigo suyo, Fenollera.

Muchos años después, el 17 de marzo de 1984, en el diario “La Voz de Galicia”, el académico de número de la Real Academia Gallega de Bellas Artes, Juan Naya Pérez, escribía:” No finalizaré estas notas sin añadir que Urbano González fue un pintor de originalidad y mérito; sus cuadros son un excelente recuerdo, como el  que dejaron sus pinceles en el  salón de actos del Paraninfo de la  Universidad de Santiago, cuyo decorado se le  adjudicó en disputado concurso haciéndose así justicia a sus innegables méritos”.

Los bocetos de esta obra, desde su realización hasta principios de los años 50, estuvieron en poder de Dña. Carmen García Arbuthnot, viuda de Urbano; por esas fechas le fueron solicitados en préstamo por el pintor y crítico Gamallo Fierros, quien prometió ante dos de los nietos del pintor Urbano devolverlos cuanto antes, promesa ésta nunca cumplida hasta la fecha.

Por sus méritos como pintor, en reunión de la Junta Directiva de la Academia de Bellas Artes de A Coruña, del día 22 de junio de 1902, presidida por Don Jaime Ozores, Marqués de San Martín de Hombreiro, se le admitió como miembro de la misma con el número 58; dice el acta: “en el concepto de dibujo y pintura a los Sres. Don Urbano González Varela, pintor y profesor de la Escuela de Artes e Industrias”.